Luis García Berlanga es, sin duda, una figura clave del siglo XX. Sus contribuciones a la cultura cinematográfica en forma de guiones y películas son referente imborrable de la historia del séptimo arte en España.

Gracias a los numerosos galardones y reconocimientos recibidos a lo largo de su vida, Berlanga es considerado uno de los directores de cine más importantes del cine europeo. Las películas de Berlanga poseen un sello propio y reconocible, algo que solo consiguen los grandes maestros.

El director valenciano situó además su tierra natal en el mapa del imaginario colectivo, con localizaciones y referencias en varios de sus filmes.

Quién es Berlanga

Luis García Berlanga es el director de cine español por antonomasia. Su tarea dirigiendo y escribiendo sus propias películas lo convirtieron en un autor emblemático de la España de posguerra. Además, se considera uno de los artistas valencianos más famosos del mundo.

Provenía de una familia de clase media-alta, pero se consideraba anarquista rebelde y de izquierdas. Su propia vida es un reflejo de lo que se conoce comúnmente con el término “berlanguiano”: una serie de situaciones surrealistas, pero perfectamente posibles dentro de la forma de ser española. Como las que vemos en sus películas.

Bienvenido Mr Marshall
Fotograma de la película de Berlanga, Bienvenido Mister Marshall (1953).

El cine español bajo la dirección de Luis García Berlanga

Varias de las obras maestras del cine español de todos los tiempos fueron de Berlanga. Desde Esa pareja feliz (1951) dirigida junto a su gran amigo Juan Antonio Bardem, hasta París-Tombuctú (1999), su última película, el cineasta valenciano firmó un total de diecisiete largometrajes. En su filmografía, ninguna se puede considerar una mala película.

Bienvenido, Mister Marshall (1953) es quizás su título más popular, reflejando unas de las constantes de su cine: escenas corales y una mordaz crítica a la realidad del momento.

Plácido (1961) y El Verdugo (1963) vinieron a confirmar la maestría narrativa de este creador de historias y personajes inolvidables. Estas dos obras son cumbres del cine español que difícilmente se han superado.

Entre el resto de su filmografía destaca la trilogía de películas sobre la familia Leguineche (1978-1982) y La Vaquilla (1985), otro de sus títulos imprescindibles.

El cine valenciano y Berlanga

El propio Luis García Berlanga declaró: “Mis películas son falleras, pirotécnicas y rodadas sobre la base de la inspiración instantánea, es decir, el ‘pensat i fet’ (pensado y hecho)”. Todo su cine es un reflejo del espíritu mediterráneo, fresco y muy festivo.

El cine valenciano tiene en Berlanga como director, uno de sus mayores referentes artísticos. Quizás la película valenciana más emblemática de las que rodó fue Calabuch (1956), con el mismo mar Mediterráneo como protagonista. Peñíscola fue el enclave elegido por el director, que contó además con actores valencianos para interpretar parte de su reparto coral.

Su huella en el cine valenciano se completa con su apoyo a la creación de los estudios de cine Ciudad de la Luz en Alicante y las localizaciones de L’Hemisferic de Valencia para la que fue su última película.

 

El cine hecho en Valencia no sería el mismo sin la emblemática figura de Berlanga. En Quatre Films adoramos la filmografía de este valenciano universal y estamos seguros de que en muchas de las historias rodadas en nuestros platós para alquilar hay más de una, y de dos, influencias del gran Luis García Berlanga.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *