leyes de la gestalt

¿Por qué algunas imágenes son capaces de transmitirnos un determinado sentimiento y otras no? La influencia de los estímulos en nuestra percepción del mundo que nos rodea es precisamente lo que intentan explicar las leyes de Gestalt, muy utilizadas desde hace décadas en el campo del marketing y la publicidad.

Qué son las leyes de Gestalt

Son unos principios ideados en el campo de la Psicología a comienzos del siglo XX y basados en el estudio de la percepción de la realidad. La premisa básica es que el todo es mayor a la suma de sus partes.

Es decir, que cuando el cerebro recibe una estimulación sensorial, cambia la estructura de lo percibido y lo transforma en algo mucho más sencillo, organizado y estructurado, a fin de entenderlo mejor. Aplicando esto al mundo de la publicidad, lo que buscamos es saber qué estímulos transmitir y cómo hacerlo para qué, en la mente del consumidor, se genere la sensación que desea transmitir la marca.

Cuáles son las leyes de Gestalt

Las reglas de Gestalt son un total de nueve.

  1. Principio de semejanza: si el diseño está formado por patrones similares, se percibe como algo equilibrado.
  2. Principio de continuidad: el ojo sigue el camino más coherente.
  3. Principio de cierre: si una figura no está cerrada, nuestra mente completa la información que falta.
  4. Principio de proximidad: el cerebro agrupa formas que están cerca unas de otras para formar un único elemento.
  5. Principio de figura y fondo: el ojo capta por separado el objeto y el fondo que lo rodea. Tratándose de leyes de Gestalt, los ejemplos de esto son muy abundantes en el campo de las ilusiones ópticas. Vemos una cosa u otra en función de a qué prestemos atención.
  6. Principio de simetría: varios objetos simétricos y ordenados se perciben como parte de un mismo grupo.
  7. Principio de dirección común: todos los objetos que forman un patrón que apunta a la misma dirección se perciben como parte de un grupo único.
  8. Principio de simplicidad: la mente lo percibe todo en la forma más simple, centrando la atención en lo realmente importante.
  9. Principio de experiencia: las imágenes son interpretadas de acuerdo con la experiencia del individuo.

Aplicación a la publicidad y el marketing

Las leyes de Gestalt en publicidad son ya un clásico, porque han demostrado ser capaces de dar muy buenos resultados.

Existe lo que se conoce como ley de la pregnancia en la publicidad, que está muy relacionada con esto que estamos viendo. Con base en ella, la experiencia perceptiva se limita a las formas más simples posibles. Es decir, que, dentro de un entramado complejo, nuestro cerebro siempre va a buscar una forma sencilla que pueda interpretar.

Dicho de otra forma, aplicando bien las leyes de Gestalt, podemos predecir qué es lo que realmente van a percibir los consumidores cuando les mostramos un estímulo. Esto nos permite crear mensajes mucho más eficaces. Sin embargo, conseguir ese resultado no es sencillo, por lo que siempre resulta aconsejable contar con ayuda profesional como la que te ofrecemos en Quatre Films.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *