Durante la pasada edición del Festival de Gijón se estrenó el largometraje documental de Javier Tolentino, Un blues para Teherán. Su producción estuvo a cargo de Quatre Films, estudio responsable de gestionar el recorrido del director, guionista y crítico cinematográfico por la música de un Irán generalmente desconocido por la cultura occidental.

Ficha técnica y descriptiva

Dirección: Javier Tolentino | Guion: Javier Tolentino, Doriam Alonso | Fotografía: Juan López | Género: Largometraje documental | Producción: Quatre Films, Eddie Saeta | País: España | Año: 2021 | Fecha de estreno: 2-7-2021

El principal objetivo del director es descubrir un legado musical trascendental que se manifiesta en la expresión de los jóvenes. La obra destaca por su estética y perspectiva original, la concatenación de rostros y expresiones que recorren un territorio extenso y variado que ha sido ignorado —como suele suceder, irónicamente, en la llamada aldea global— por las autoridades de la capital y del mundo. La producción constituye no solo un testimonio novedoso sobre la apreciación cultural y muchas veces marginal de la tradición persa, sino también sobre la pureza con que los músicos, poetas y artistas se descubren a sí mismos a través de una herencia milenaria.

Se trata de una pieza de gran calidad estética que produce, en todos sus pliegues, un encuentro obligado entre la tradición y la modernidad. Se ha dicho que el gran logro de este largometraje es la confianza y el descarado enamoramiento con los que Javier Tolentino, siendo su primer trabajo como director, se mueve por un territorio del cual no es nativo. Se dice también que su singular contenido es el mismo acto del descubrimiento y que, en la cuna de la civilización, este hecho se demuestra como extraordinario por necesidad y humilde por naturaleza.

Producción

Javier Tolentino acaba de retirarse como director y conductor del programa de Radio 3, El séptimo vicio, en el cual realizó crítica y análisis cinematográfico por algo más de dos décadas y que le valió un Premio de la Crítica. Su debut cinematográfico llega más tarde de lo que cualquiera hubiera querido, especialmente en relación con el resultado. En efecto, el director debió encontrarse con la necesidad casi gutural de explorar nuevos territorios antes de encarar la obra.

Con estos antecedentes, no sorprende que Tolentino haya elegido a la música como energía y materia conductora de la exploración de la cultura iraní; la mezcla de lo tradicional y lo moderno se produce constantemente frente a su mirada, aunque no agota las posibilidades de lo cotidiano, lo inclasificable, lo efímero y doméstico de los habitantes de la región.

Su ópera prima es a la vez íntima y ambiciosa; por un lado, responde a su inalienable amor por la cultura iraní y su cine; por el otro, implicó la producción y ejecución de un proyecto cinematográfico de envergadura en un país en el que este tipo de producciones se encuentran muy vigiladas.

Él mismo lo dice en entrevistas: “Poner una cámara en las calles de Irán a rodar es ya tener un foco de problemas”. Sin embargo, y pese a los innumerables inconvenientes que esto le presentó, el director encontró la manera de capturar con delicadeza la añoranza que vive en el corazón de los músicos y poetas iraníes.

Descripción del contenido

El tema formal del documental de alrededor de 80 minutos es la música persa, aunque no se detiene en la superficie del enfrentamiento entre la tradición y la actual falta de libertad de expresión y experimentación.

El joven kurdo, Erfan, es quien “protagoniza” el testimonio y quien ofrece la perspectiva de la juventud a través de la ironía, del afán por convertirse en un artista cuyas aspiraciones estéticas sirven de combustible para escapar de las limitaciones que le ofrece el actual régimen.

De hecho, el joven muchacho iba a ser asistente del director, según este último explica, lo que demuestra su afán y su voluntad por expresarse más allá de lo que su contexto le ofrece —y también la intuición del director para saber que esto solo podía enriquecer el filme—.

En efecto, la búsqueda se constituye a partir de las canciones iraníes y su ejecución por parte de gente joven. Este es, según el director, el énfasis desde el que la cámara comunica y matiza la expresión misma. La cultura iraní, para el grupo de músicos reunidos en Rasht, al norte de Irán, se expresa en la música, hecho al que no le faltan las contradicciones; la expresión vedada a las mujeres mediante la prohibición y la censura es prueba de ello.

Estreno y galardones

Aparentemente, los inconvenientes y problemas constantes con las autoridades del régimen iraní, así como también el incidente que los llevó a la comisaría y que les hizo perder parte del material, valieron la pena: el documental ha recibido nada más que elogios y celebraciones por parte de los críticos y especialistas en la materia. Ha sido seleccionado en una multitud de festivales de cine de todo el mundo, lo que lo convierte en una primera obra consagrada y en un debut magistral.

Festivales

  • Festival de Gijón – noviembre 2020
  • MiradasDoc – marzo 2021
  • Festival de cine de Las Palmas – abril 2021
  • CPH: DOX – abril 2021
  • Festival Internacional de Cine de Moscú – abril 2021
  • D’A Film Festival Barcelona – mayo 2021
  • Dífferent! L’autre cinéma espagnol de París – junio 2021

Para el público en general, el estreno se realizó el pasado 2 de julio y la obra se encuentra en cartelera.

Javier Tolentino

Licenciado en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. A cargo del Máster de Radio de la UCM y la RNE. Es periodista cinematográfico y director. A lo largo de su carrera recibió múltiples galardones asociados con la crítica, escribió varios libros sobre cine y dirigió varios programas de radio sobre análisis cinematográfico.

 

Un blues para Teherán, obra prima de Javier Tolentino, fue producida por Quatre Films. Se trata de un largometraje documental perfectamente asequible sobre la música persa y los artistas y poetas iraníes que recuperan su tradición en un contexto cotidiano, bajo la influencia asfixiante del régimen iraní actual.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *